Cartas do Mundo

Carta de Caracas: Otra fractura de la oposición y un acuerdo para un Diálogo por la Paz

 

17/09/2019 09:00

 

 
El Gobierno venezolano y representantes de la oposición firmaron este lunes un acuerdo para la instalación de la Mesa Nacional de Diálogo por la Paz, que consta de seis puntos, mientras el autoproclamado presidente interino Juan Guaidó, no incluido en el pacto, busca la forma de explicar que no decide por todo el sector antibubernamental.

El acuerdo, que se firmó en la Casa Amarilla, sede de la Cancillería, en presencia del cuerpo diplomático, por los representantes de los partidos de oposición Claudio Fermín (Soluciones para Venezuela), Timoteo Zambrano (Cambiemos) y Luis Romero (Avanzada Progresista), ratifica de hecho una siempre presente división en el seno de la oposición.

El acuerdo contempla la nueva conformación del CNE con garantías electorales, el exhorto al sistema de justicia, mediante la Comisión de la Verdad; para que se apliquen medidas de liberación en los casos que lo permitan.

El diario Panorama señala que una reedición del acuerdo de Dominicana del 2018 (que no se llegó a firmar por presiones de Estados Unidos), pero sin elecciones presidenciales a la vista, forma parte de los seis acuerdos que el Gobierno y un ala de la oposición le anunciaron al país este lunes, en un golpe de escena que tiene el mismo desafío: sacar a Venezuela de la peor crisis económica y política que sacude al país.

La gran novedad de este nuevo pacto es el regreso de los 54 diputados del chavismo a la Asamblea Nacional, con lo cual el desacato del Parlamento, políticamente, desaparece; pese a que siga vigente la decisión del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

El núcleo que firmó el acuerdo con el gobierno se desvincula de las manifestaciones antinacionales y entreguistas de algunos voceros del sector de Guaidó, y reivindican la soberanía sobre el territorio del Esequibo (en disputa con Guyana) y, además, rechazan las sanciones, pirateo y bloqueo de Estados Unidos contra el país, que había sido aplaudido por Guaidó, lo que causó la ruptura de las negociaciones que se llevaban a cabo en Barbados, con mediación noruega.

En este caso, el sector de Voluntad Popular, de Leopoldo López y Guaidó, queda aislado de varios de sus aliados en la Asamblea Nacional. Los sucesivos fracasos de las diferentes medidas y presiones impuestas por Estados Unidos y aplaudidas por Guaidó, no solo terminaron con el despido del asesor de seguridad de Donald Trump, John Bolton, sino que dejaron en evidencia los fuertes desacuerdos en el seno de la oposición venezolana.

Las fotos y el video que mostraron a Guidó entrando en territorio colombiano el 23 de febrero, acompañado por connotados narcotraficantes colombianos, aunque intentaron ser invisibilizadas por la prensa trasnacional y cartelizada, junto a las múltiples denuncias de corrupción de su círculo íntimo, hicieron mella en la ya alicaída credibilidad ciudadana en la figura de Guaidó y sus secuaces.

Estos son los seis acuerdos firmados:

1. Se incorporarán a la AN la fracción parlamentaria del Psuv y las fracciones aliadas.

2. Atender la nueva conformación del CNE y las garantías electorales.

3. Exhortar al sistema de Justicia mediante la Comisión de la Vida para que se apliquen medidas de liberación en los casos que lo permitan.

4. Reafirmamos y defendemos los derechos legítimos de Venezuela sobre el Esequibo como contempla el Acuerdo de Ginebra.

5. Rechazar las sanciones económicas contra el país y exigir el levantamiento de las mismas.

6. Se propone se instrumente el programa de intercambio de petróleo por alimentos y medicamentos.

Al tiempo que se se ejecutan estos seis aspectos, la Mesa Nacional trabajará en acuerdos parciales, que estarán acompañados de mesas técnicas especializadas en cada tema a tratar para “perfeccionar su contenido, aplicación y ejecución”. Estos son:

Institucionales: El balance y equilibrio entre los poderes constituidos tales como el funcionamiento de la Asamblea Nacional Constituyente, el mecanismo de normalización institucional, el conflicto entre poderes y la superación del desacato de la AN.

Electorales: Se discute un acuerdo para la aplicación de la representación proporcional de las minorías.

Económicos: Acuerdo para el trabajo coordinado entre el sector público y la empresa privada.

Noruega insiste con el diálogo

Aun cuando la ruptura de las negociaciones entre el Gobierno y el sector de la oposición venezolana liderada por Juan Guaidó fuera asumida por ambas partes, el reino de Noruega sigue insistiendo como impulsor de la iniciativa en la reanudación del proceso.

El principal facilitador noruego del proceso, Dag Nylander, se mantiene trabajando con base al propósito de que Oslo siga promoviendo las negociaciones que tuvieron como sede última a la isla de Barbados, siempre que las partes lo consideren oportuno y dispuestos a avanzar en la búsqueda de una solución negociada a la crisis.

Las conversaciones fueron interrumpidas por decisión del presidente Nicolás Maduro, quien consideró que dejaban de justificarse ante el aumento de las presiones contra su Gobierno por parte de Estados Unidos, considerado como el principal aliado de la representación de la oposición en el proceso de diálogo.

Mientras Guaidó anunciaba el “agotamiento del diálogo”, voceros de la mayoría de las organizaciones de oposición, participantes y no de las negociaciones, se pronunciaron por la continuación del proceso. El canciller Jorge Arreaza señaló que el proceso no se había roto, sino que simplemente se trataba de “una pausa”.

Tras el acuerdo firmado por representantes del Gobierno y miembros de los partidos políticos Cambiemos, MAS, Avanzada Progresista y Soluciones, Maduro aseveró que tenían dos meses gestando la decisión. “Quiero celebrar con todo el país la firma de este acuerdo, es un paso acertado y necesario que abre todas las puertas hacia el diálogo por la paz”, expresó. “Todo el que quiera incorporarse y firmar este acuerdo, bienvenido, el punto de partida es aceptar nuestras divergencias y buscar la paz”, agregó.

Mientras, Robert García, secretario general de Copei (otrora socialcristiano), aseguró que “el régimen montó un show con aquellos factores políticos que saben a qué línea responden. El gobierno durante los últimos meses ha construido una oposición a la medida”.

Stalin González, segundo vicepresidente de la Asamblea Nacional y negociador del sector de Guaidó, rechazó la propuesta de una nueva “mesa de diálogo por la paz” realizada por el gobierno, y aseguró que la misma profundizará la polarización y la crisis del país.

El diputado Timoteo Zambrano, integrante de Cambiemos, aseguró que se comprometen a actuar con transparencia y seriedad en la mesa de diálogo nacional que se retomó este lunes. “Hemos decidido dar un paso adelante para recuperar el tiempo que por la incomprensión de muchos y los errores de todos hemos perdido para Venezuela. Sólo podemos ofrecer un presente distinto del odio”, aseveró

Victoria Korn es periodista venezolana, asociada al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, estrategia.la)



Conteúdo Relacionado