Cartas do Mundo

Carta de Lima: Se impone Vizcarra: Habrá elecciones parlamentarias en Perú en enero próximo

 

03/10/2019 13:57

 

 
El presidente peruano Martín Vizcarra, se afianzó en el poder tras disolver el Congreso, apoyado por la cúpula militar, gobernadores y alcaldes, pese al rechazo del propio Legislativo, dominado por fujimoritas y apristas, que en respuesta quiso imponer a la vicepresidenta Mercedes Araoz como gobernante "interina".

Pero ante la falta de apoyo institucional, urgida por la OEA y con la calle exigiendo “que se vayan todos”, La “autoproclamada” Aráoz, representante de la oligarquía y el empresariado. renunció por tuit al nombramiento y pidió adelantar las elecciones generales, considerando que “no hay las condiciones mínimas para ejercer el encargo que me dio el Congreso".

El lunes, tras conocerse la disolución del Congreso, varias manifestaciones coloridas y bulliciosas se celebraron en todo el país en respaldo a Vizcarra. Nadie salió a las calles a apoyar al Congreso, cuya postura es rechazada por casi 90 por ciento de la ciudadanía, según todos los sondeos de opinión. Recientes manifestaciones populares exigieron “que se vayan todos” los políticos.

La Organización de Estados Americanos (OEA), de cara a la desestabilización que se podría generar en el país, esta vez no reconoció a la autrproclamada, e instó el martes al Tribunal Constitucional peruano a dirimir si la decisión de Vizcarra se ajusta a la Constitución, en vez de intervenir en la controversia.

A través de la Conferencia Episcopal, la Iglesia llamó al diálogo y la calma, así como a "actuar de acuerdo al orden constitucional y democrático", a la espera de qué sector se imponía.

El choque entre poderes ocurrió luego de que tras disolver el Congreso, controlado por la oposición fujimorista del partido Fuerza Popular, Vizcarra, de la formación Peruanos por el Kambio, indicó que convocaría a elecciones el 26 de enero de 2020, apegándose al plazo que establece la Constitución.

Diputados de la oposición acusaron al gobernante de dar un "autogolpe de Estado" y la noche del lunes el Congreso disuelto declaró la vacancia temporal del Ejecutivo nombrando como presidenta interina a la vicemandataria Araoz, quien recibió inmediatamente el apoyo de las centrales empresarias.

La Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas expresó su "enérgico rechazo a la violación de la Constitución y al sistema democrático perpetrado por el presidente, que ha sumergido al país en una grave incertidumbre".

Fuerza Popular, mayoritario en el Congreso, es el partido de Keiko Fujimori, hija del encarcelado exdictador genocida Alberto Fujimori. Keiko actualmente está en prisión preventiva por acusaciones de lavado de dinero.

La crisis política en Perú se intensificó hace tres años, cuando el banquero Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018) venció ajustadamente a la populista Keiko Fujimori en las elecciones presidenciales, pero el fujimorismo ganó una abrumadora mayoría en el Congreso con la que mantuvo contra las cuerdas a Kuczynski hasta forzarlo a dimitir en marzo de 2018.

La corrupción institucionaloizada

Vizcarra, quien asumió el 23 de marzo de 2018, fue vicepresidente del Kuczynski, quien dimitió tras 20 meses en el poder por su involucramiento en el caso de corrupción de la constructora trasnacional brasileña Odebrecht.

Precisamente, el ex jefe de esta trasnacional en Perú, Jorge Barata, comenzó este miércoles a revelar en Curitiba el nombre de 71 “codinomes”, entre ellos los de varios parlamentarios. Entre marzo del 2010 y el mis mes de 2011 se registraron nueve entregas de dinero por 455.776 dólares para la llamada Campaña Legislativa, y se espera que Barata identifique para qué o quiénes fueron.

El presidente había lanzado el domingo un ultimátum al Congreso al advertir que lo disolvería si le negaba el lunes un voto de confianza para reformar el método de designación de los magistrados del Tribunal Constitucional, con lo que buscaba impedir que el proceso estuviera dominado por la oposición.

La respuesta legislativa fue suspender al presidente por “incapacidad temporal” como primer paso para destituirlo, y designó en su lugar a Araoz.

El presidente denunció que el proceso de elección de jueces era poco transparente. La Constitución peruana prevé que el presidente está facultado para disolver el Congreso si se le niega en tres ocasiones ejercer un voto de confianza. La del lunes fue la tercera

Los jefes de las Fuerzas Armadas y la Policía expresaron su lealtad a Vizcarra, quien también recibió el apoyo de numerosos gobernadores regionales, así como de la Asociación de Alcaldes.

El mandatario ganó popularidad al impulsar una cruzada contra la corrupción en un país donde los cuatro presidentes anteriores fueron acusados de recibir fondos ilícitos de la constructora brasileña Odebrecht: Pedro Pablo Kuczynski, Ollanta Humala, Alejandro Toledo, y Alan García, quien se suicidó el 17 de abril de un disparo en la cabeza cuando estaba a punto de ser arrestado en su domicilio.

En un mensaje a la nación Vizcarra sustentó su decisión diciendo que "el cierre del Congreso busca dar una solución democrática y participativa a un problema que el país viene arrastrando desde hace más de tres años". Dijo que la iniciativa busca dar paso a una "nueva elección parlamentaria, y que sea finalmente el pueblo el que decida.

En abril de 1992 el entonces presidente Alberto Fujimori encabezó lo que fue calificado de "autogolpe" y asumió plenos poderes dictatoriales con apoyo de los militares. Vizcarra, en cambio, invocó la Constitución para dar este paso… y obtuvo el respaldo castrense.

Hasta las elecciones pautadas ahora para fines de enero funcionará la Comisión Permanente del Congreso, de 27 miembros, 18 de ellos fujimoristas. Los legisladores cesados no pueden postularse a la relección y, de hecho, ya perdieron sus privilegios.

De realizarse las elecciones en enero, el mandato de los nuevos legisladores culminará en julio de 2021, igual que el de Vizcarra. Los integrantes del disuelto Congreso perderán su inmunidad parlamentaria en 30 días según la Constitución.

Mariana Álvarez Orellana es antropóloga, docente e investigadora peruana, analista asociada al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la)

*Publicado originalmente em estrategia.la




Conteúdo Relacionado