Cartas do Mundo

Carta do México: El oficialismo con mayoría parlamentaria, más gobernaciones y chasco en la capital

 

08/06/2021 13:25

 

 
Para los analistas, el dato más significativo de las elecciones parlamentarias y de gobernadores y alcaldes en México, fue la alta participación ciudadana, que se situó en 52.5 por ciento, una cifra alta para los comicios de medio periodo, donde la coalición que lidera el presidente Andrés Manuel López Obrador obtuvo mayoría parlamentaria, sumó nuevas gubernaturas y recibió malos resultados en su principal bastión, la Ciudad de México.

Las elecciones legislativas y regionales, donde hubo más de 20.000 cargos en disputa, entre ellos las 1.325 presidencias municipales, 500 diputaciones federales y 15 de las 32 gobernaciones del país, es decir, la mitad del poder territorial, se convirtieron, en medio de un clima de polarización política, en un test sobre el gobierno de López Obrador.

Un análisis inicial indica que a pesar de perder apoyos entre las clases medias urbanas, el oficialismo amplía la base electoral con los sectores populares históricamente excluidos del Estado, los que ahora reciben beneficios y programas sociales, especialmente los ciudadanos de la tercera edad, en medio de una pandemia de la que México comienza a salir, con una destacada política pública.

“Estoy feliz, feliz, pero que no se vea como triunfalismo, que se entienda que estoy muy contento porque entre todos los mexicanos pasamos esta prueba para dejar de manifiesto que queremos vivir en libertad y con democracia, y sin violencia”, subrayó.

El ejercicio democrático fue, en términos generales, y salvo aislados incidentes deplorables, pacífico, civilizado y concurrido: con 6 mil 40 incidentes no mayores y 30 casillas sin instalar por diversas circunstancias, entre ellas conflictos sociales e inseguridad, el Instituto Nacional Electoral (INE) reportó una votación copiosa en los comicios, en los que de última hora se ordenó al Partido Verde Ecologista de México retirar la propaganda que difundieron influencers en redes sociales.

Si bien la coalición que apoya al presidente Andrés Manuel López Obrador conservó la mayoría absoluta en cualquiera de los escenarios, se queda lejos de la mayoría calificada necesaria para realizar por sí misma reformas a la Constitución.

Al prever que Morena y sus aliados alcancen hasta 280 diputados en la siguiente legislatura (incluido los plurinominales), López Obrador dijo que el movimiento de transformación tiene garantizada la mayoría simple para aprobar el Presupuesto de Egresos de la Federación, y es mentira la expresión de que ese bloque ‘perdió la mayoría absoluta’. La propaganda, añadió el mandatario, insiste en que nos fue mal y elaboran este discurso de que ‘se perdió mayoría absoluta’.

De las 15 gubernaturas que se pusieron en juego y estaban en manos de la oposición, todas menos una, los resultados preliminares estatales indican que el oficialismo gana diez y el Partido Revolucionario Internacional pierde los ocho estados que gobierna: Campeche, Colima, Guerrero, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tlaxcala y Zacatecas.

Pero el oficialista Morena y sus aliados tuvieron una importante derrota en la capital, donde podrían perder varias alcaldías que dirigían desde 2018. López Obrador adujo que en la capital del país “sí tuvo efecto la guerra sucia”, con “propaganda” a través de algunos medios de comunicación. No obstante, subrayó que la población de menores recursos respaldó el proyecto de transformación, al igual que sucedió cuando contendió para ser Jefe de Gobierno capitalino hace poco más de 20 años.

Morena experimentó un retroceso respecto de sus resultados de hace tres años en la Ciudad de México, algo que puede explicarse por los malestares que generó en sus propias bases la selección de candidaturas.

Un dato presente en todas las mediciones son el crecimiento del Partido Verde, que su sumó a la coalición gobernante, y de Movimiento Ciudadano, que decidió concurrir en solitario a estos comicios y en el Legislativo podría llegar a desempeñar el papel de fiel de la balanza respecto a reformas constitucionales.

A la coalición opositora que integraron los partidos Acción Nacional, Revolucionario Institucional y de la Revolución Democrática correspondería asumir que no basta con el golpeteo propagandístico ni con desgaste de su adversario en el poder para capitalizar en forma decisiva los descontentos sociales para ser una opción mayoritaria, sino que hace falta además un programa propio, señala un editorial de La Jornada.

Gerardo Villagrán del Corral es antropólogo y economista mexicano, asociado al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la)

*Publicado originalmente em estrategia.la



Conteúdo Relacionado