Política

Escándalo por revelación de conversaciones salpica a magistrado del Supremo

 

14/06/2019 13:10

 

 
Río de Janeiro, 12 jun (EFE).- El vicepresidente de la Corte Suprema de Justicia de Brasil, Luiz Fux, fue salpicado este miércoles por el escándalo que ha suscitado la revelación de unas conversaciones privadas entre funcionarios públicos y que han puesto en entredicho la imparcialidad de la operación Lava Jato.

El editor ejecutivo del portal de internet The Intercepted Brasil, Leandro Demori, reveló hoy, en una entrevista exclusiva a la cadena Brandnews, nuevos fragmentos de unas supuestas conversaciones que sostuvo en 2016 el actual ministro de Justicia, Sergio Moro con el fiscal encargado de esa operación, Deltan Dallagnol, en los que sale a relucir el nombre del vicepresidente de la Corte.

Según las nuevas revelaciones, el magistrado Fux habría brindado su apoyo al fiscal Dallagnol y a Moro para el desarrollo de las investigaciones de la Lava Jato, frente a una posible posición contraria de Teori Zavascki, magistrado relator del caso en el Supremo que murió en un accidente aéreo en enero de 2017.

En un aparte de la conversación, el fiscal Dallagnol señala: "dijo que contáramos con él para lo que necesitemos, una vez más", a lo que más adelante el exjuez Moro contestó: "Excelente. En Fux we trust" (En Fux confiamos).

Con las nuevas revelaciones de las supuestas conversaciones el magistrado Fux entra a formar parte de la trama en la que ya están vinculados el ministro Moro y fiscales de la Lava Jato.

Moro, que fue el juez responsable en primera instancia de la Lava Jato, la mayor operación de combate a la corrupción en la historia de Brasil, y de la condena que tiene en prisión al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, es protagonista de un escándalo desde que el portal en internet divulgó el domingo supuestas conversaciones suyas con fiscales que sugieren que actuó sin imparcialidad en el proceso.

Según The Intercept Brasil, el entonces juez sugirió a fiscales de la Lava Jato cambiar el orden de las fases de la operación y otros procedimientos supuestamente prohibidos por la ley.

La revelación de los mensajes, transmitidos por Telegram y que llegaron a The Intercept gracias a un "hacker" anónimo que intervino los teléfonos de Moro y de algunos fiscales, ha causado revuelo en Brasil y llevado a la defensa de Lula a reiterar que el exmandatario fue víctima de una "persecución política" y que el juicio en su contra estaba viciado y debería ser declarado nulo.

Moro, que en 2017 condenó a Lula a nueve años y seis meses de prisión por corrupción tras dar por probado que recibió un apartamento en una playa de Sao Paulo a cambio de favores políticos a la constructora OAS, anunció la víspera que comparecerá ante el Senado el próximo miércoles para esclarecer las acusaciones que ponen en entredicho su parcialidad en la Lava Jato y hoy se confirmó que también lo hará, en dos semanas, ante la Cámara de Diputados.

El ministro de Justicia del Gobierno del presidente Jair Bolsonaro ha insistido en que las conversaciones divulgadas en ningún momento muestran que hubiera intervenido ilegalmente en el proceso y que son normales las conversaciones entre jueces y fiscales sobre los casos que llevan. EFE

*Publicado originalmente em lavanguardia.com

Conteúdo Relacionado